Joyas botánicas de Almería


Antirrhinum charidemi Lange

Familia: Escrofulariáceas

Planta

 

Planta

 

Planta

 

Planta

 

Flores

 

Flor

 

Flor

 

Flor

 

Flor

 

Flor

 

Flores

 

Plantas

 

Flor hipocromática

 

Cáliz

 

Hojas

 

Fruto

 

Frutos

 

Planta sobre pared volcánica

 

Hábitat (Barranco del Sabinar)

Hábitat (La Vela Blanca)

 

 

 

 

Descripción

 

Hierba perenne, de unos 35 cm de porte, con tallos muy frágiles, tendidos o ascendentes. Es una planta pubescente, muy ramificada. Hojas basales opuestas, y superiores, alternas, ovaladas, hasta de 20 x 10 mm, con ápice romo. Inflorescencia racemosa, con brácteas semejantes a las hojas. Flores hermafroditas, zigomorfas. Cáliz con lóbulos separados casi hasta la base. Corola de unos 20 mm de longitud, rosada, con venas rojas y con la garganta y el paladar amarillos; el labio superior es bilobulado y el inferior, trilobulado. Esta corola, muy característica, se llama personada (el labio inferior presenta una prominencia, el paladar, que cierra la garganta); el tubo de la corola presenta pubescencia por la parte exterior y forma en la base una pequeña bolsita, denominada giba o saco. Androceo con cuatro estambres. Gineceo bicarpelar (siendo un carpelo algo mayor que el otro). Fruto ovoide, algo piriforme, tipo cápsula, de unos 8 mm, con dehiscencia poricida. Semillas de 0’6-0’8 mm, negruzcas.

Florece durante todo el año.

 

Hábitat y Distribución

 

Vive en en materiales volcánicos. Endemismo de los roquedos próximos al Cabo de Gata. La Vela Blanca, Barranco del Sabinar.

 

Observaciones

 

Esta planta constituye uno de nuestros más hermosos y famosos endemismos, pero se encuentra en peligro de extinción debido al ganado, que la come con avidez. Las ramas enraízan fácilmente. En el campo solo sobreviven las plantas protegidas por las rocas, ya que el ganado, si tiene fácil acceso, las come completamente.

El botánico danés J. Lange la describió en 1881. Su denominación específica procede del nombre que Tolomeo empleó para designar este lugar: Promontorium charidemi. En el siglo IV el poeta Avieno lo denominó Cabo de Venus, por el templo que se levantaba a esta diosa cerca del actual faro.

El "dragoncillo del Cabo" es la joya botánica del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, localizada en algunos pedregales y roquedos de naturaleza volcánica de la Sierra de Cabo de Gata. Está en la lista de especies amenazadas de Andalucía. Sus principales amenazas son el ganado y el turismo, así como la construcción de urbanizaciones. Tiene protección legal (B.O.E. Art. 228, Decreto 485/1962 de 22 de Febrero y B.O.J.A. Orden 27 de Julio de 1988). Todo su hábitat está dentro del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y, por tanto, actualmente goza de protección.

Como curiosidad añadiremos que se puede ver cultivada como ornamental en el Parque de El Boticario (La Cañada, Almería), inaugurado en 2005, pues es de gran belleza y su floración se prolonga durante todo el año.

La ficha ilustrada de A. charidemi se publicó en el cuaderno 2 del Atlas básico de la  flora almeriense. Aquella excursión con el Hermano Rufino por la zona de Cabo de Gata resultó interesantísima, pues además del citado endemismo nos enseñó otros tres: Dianthus charidemi, Teucrium charidemi y Verbascum charidemi. El Hermano se refería al Barranco del Sabinar como “la capilla Sixtina” de la botánica almeriense, por reunir cinco endemismos, pero cuando se le preguntaba por el quinto se limitaba a sonreír. Siempre mantuvo la incógnita, al menos con  nosotros, dejando en el aire si se trataba de las plantitas naturalizadas de Diplotaxis siettiana.

Está incluida en la Lista roja de la flora vascular española y en la Lista roja de la flora vascular de Andalucía, calificada como "En peligro crítico".

 

  << Anterior    Página principal    Siguiente >>  

 

 


Copyright © 2014 Andrés Ivorra

[email protected]