Plantas parásitas de Almería


Cynomorium coccineum L.

Familia: Cinomoriáceas

Planta

 

Planta

 

Inflorescencia

 

Detalle de las flores

 

Planta

 

Grupo de plantas

 

Hábitat (Torregarcía)

Hábitat (Rambla de Tabernas)

 

 

 

 

Descripción

 

Planta perenne, de color rojo oscuro, holoparásita, con raíz muy modificada, provista de numerosos haustorios por los que se fija a las raíces de su hospedante. Tallo casi cilíndrico, simple, de 10-30 cm de altura y 1-3 cm de diámetro, con hojas sentadas, escuamiformes, esparcidas, de unos 5 mm, con el borde irregularmente dentado.  Inflorescencia terminal, espiciforme, muy densa, polígama, con numerosísimas y diminutas flores hermafroditas y, la mayoría, unisexuales, con  perianto simple, actinomorfas. Brácteas de unos 3 mm, caducas. Flores masculinas con 4-6 piezas periánticas libres y un estambre exerto, cuyo filamento mide unos 6 mm, y la antera, poco más de 1 mm. Las femeninas, en general, con 3-5 piezas soldadas al ovario, que es ínfero, unilocular y contiene un rudimento seminal. Fruto en núcula globosa, de 1-2 mm. Semilla esférica, lisa.

Floración: febrero a marzo.

 

Hábitat y Distribución

 

Parásita en raíces de Quenopodiáceas (Atriplex, Salsola, Suaeda) y otros géneros (Frankenia, Inula, Tamarix, etc.) propios de los matorrales halonitrófilos, mediante numerosos haustorios. En suelos arenosos y saladares, desde el nivel del mar a 500 m de altitud. Región mediterránea y estepas centroasiáticas. Mitad sur de la Península Ibérica, sobre todo en zonas litorales, desde el Algarve portugués hasta Alicante, y en algunas zonas interiores (Albacete, Granada, Toledo). En Andalucía se han citado 8 poblaciones: 5 en Almería, 2 en Granada y 1 en Ayamonte (Huelva). Localidades en Almería: Torregarcía, Tabernas, Cabo de Gata, Punta Entinas-Sabinar.

 

Observaciones

 

Esta especie aparece en el Libro rojo de flora amenazada de Andalucía, calificada como "Vulnerable".

Las poblaciones de C. coccineum suelen estar aisladas entre sí y poseen extensiones reducidas, debido fundamentalmente a su especificidad ecológica y a la fragmentación de su hábitat. Los efectos que produce la herbivoría por conejos y, más raramente, ovejas y cabras, no parecen afectar significativamente al estado actual de las poblaciones.

Durante la Edad Media, los malteses atribuyeron a esta planta poderes mágicos. Las inflorescencias secas de C. coccineum eran empleadas por los cruzados para el tratamiento de problemas sexuales, e incluso utilizadas como ofrenda a los reyes de Europa. En la actualidad algunos pueblos africanos utilizan las raíces como condimento. En Libia se utiliza para fabricar tintes. Algunas tribus nómadas de Iraq utilizan la especie con fines culinarios y curativos. En algunas zonas de España se usaba para combatir las hemorroides. En Andalucía no se conocen aplicaciones populares de la planta.

En esta familia se encuentran las plantas que poseen las flores más pequeñas de las angiospermas.

 

<< Anterior  Página principal  Siguiente >>

 

 


Copyright © 2008 Andrés Ivorra

[email protected]